Click acá para ir directamente al contenido

Solicitan la extradición de ex secretaria de Manuel Contreras

Adriana Rivas González está sometida a proceso por el secuestro calificado de ex dirigente del PC Víctor Díaz López.

24horas.cl Tvn

Jueves 16 de enero de 2014

La Corte Suprema aprobó este jueves la solicitud de extradición de la chilena radicada en Australia, Adriana Rivas González, quien es procesada por un crimen de lesa humanidad.

En un fallo unánime, el máximo tribunal indicó que la solicitud del ministro Miguel Váquez es procedente y se cumplen los requisitos formales del Tratado de Extradición entre Chile y Australia.

Rivas González está sometida a proceso por la causa conocido como "episodio Conferencia 2", que se refiere al secuestro calificado del ex dirigente del Partido Comunista (PC) y de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Víctor Díaz López, en medio de una operación que terminó con un amplio número de militantes de izquierda.

"La persona solicitada se encuentra suficientemente individualizada,habiendo prestado declaración en su oportunidad ante el instructory existiendo antecedentes que la señalan en la situacióninvestigada. Asimismo, se trata de un hecho cometido en estaciudad (Santiago), que se encuentra sancionado en ambos Estados, que tieneasignada una pena superior a un año de privación de libertad. Setrata de un delito que no tiene carácter político; existe auto deprocesamiento pronunciado contra la imputada respecto de quien seha librado orden de captura internacional y la acción penal no seencuentra prescrita, teniendo en consideración al respecto que setrata de un delito de lesa humanidad", indica el fallo.

Adriana Rivas González, al momento del crimen, se desempeñaba como secretaria del líder de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA), Manuel Contreras, y está considerada dentro del caso junto a una decena de agentes de la policía secreta de la dictadura.

La mujer cobró relevancia en septiembre de 2013, cuando señaló a un medio australiano que la tortura durante el régimen de Augusto Pinochet era "necesaria" para "quebrantar a la gente".