Vivir encerrado

Vivir encerrado

Un hombre de Puente Alto imposibilitado de caminar, no sale de su casa desde hace más de ocho años. Además debe arrastrarse, porque, en su estrecho departamento, no es posible utilizar una silla de rueda

Alejandro Caroca
04.12.2012

La denuncia de algunas vecinas nos alertó sobre el prolongado encierro en el que viviría un  hombre de Puente Alto. Así encontramos a Don Eduardo. Encerrado en su propia casa. Cumplió más de ocho años sin poder salir  porque vive en este tercer piso, sin ascensor y sin acceso para discapacitados.

Es uno de los tantos blocks de viviendas sociales que el Estado entregó a las familias más vulnerables en los 90. Como si el encierro no bastara, él tiene otro impedimento. Está obligado a  arrastrarse , porque es imposible utilizar una silla de ruedas en estos 37 metros cuadrados  en los que ha permanecido, sin poder salir,  desde que un cuadro de Meningitis, lo dejó con ambas piernas paralizadas.

Los esfuerzos por desplazarse tienen una motivación especial. Pese a  todas sus limitaciones y con la ayuda de un bastón,  Eduardo se las ingenia para hacer tareas  domésticas y espera con comida,  a su hijo del colegio  y a su mujer, que sale temprano a trabajar como asesora de hogar.

Las vecinas  han intentado que él salga de este departamento. Sin embargo estas escaleras no lo permiten. Hasta ahora ha sido imposible,  que baje hasta el primer piso.

Fuimos al Ministerio de Vivienda para averiguar qué ocurre con las políticas de ayuda para discapacitados. A pocas cuadras de Eduardo, en los bajos de Mena, encontramos a Martín. Tiene seis años y vive en su segundo piso. 

Una enfermedad degenerativa atrofia progresivamente sus músculos y es imposible que baje, por sí sólo, estas escaleras. Por ahora lo carga su madre. Pero ¿qué pasará cuando crezca?

El mismo temor tiene Diana. Hace siete años carga a su hija desde el tercer piso. Ellas viven en este edificio de la población El Volcán en Puente Alto. Alexia no camina y tiene otros retrasos asociados al Síndrome de Down.

Sobre el caso de Eduardo, la particular urgencia de su situación hizo que la respuesta fuera inmediata.

De acuerdo a la respuesta del Ministro y si  todo resulta bien, en un corto plazo, Eduardo podría salir de este departamento.  Luego de ocho años de encierro podría retomar una vida normal.

Lo mismo podría pasar con Martín y Alexia. Si sus padres tramitan correctamente, ante el Serviu, la posibilidad de adquirir una nueva vivienda, a cambio de la que hoy tienen. Así ambos podrían acceder a una  solución definitiva para ellos y sus madres.

 



TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24 Play

Sigue la transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5