"Cómo estuve a punto de convertirme en una atacante suicida de Boko Haram"

La joven que a último minuto desistió de participar en un ataque suicida en un campo de refugiados de Nigeria le cuenta su historia a la BBC.

24horas Administrator
26.03.2016

Anne Soy BBC

El martes 9 de febrero, dos niñas nigerianas ingresaron a un campo para desplazados al noreste de su país. Minutos después, detonaron sus chalecos explosivos y mataron a 58 personas.

Una tercera niña se había negado a participar en la misión suicida ordenada por el grupo islamista Boko Haram. Esta es su historia.

Hauwa, que no es su verdadero nombre, no sabe su edad, pero parece tener 17 o 18.

Llevaba secuestrada por Boko Haram más de un año cuando sus captores sugirieron el plan para atacar el campo de Dikwa.

A cambio de cumplir la misión, les dijeron a las tres mujeres que irían al paraíso.

Pero Hauwa sabía que debía resistirse a ellos.

"Problemas espirituales"

"Dije 'no', ya que mi mamá vivía en Dikwa . No iría y mataría gente ahí. Prefería ir con mi familia, incluso si moría ahí", me dice a través de un traductor.

Sus padres y sus hermanos, excepto uno que había sido capturado con ella, estaban en el campo de Dikwa, en el estado de Borno, con otros 50 mil personas que fueron obligadas a dejar sus hogares.

Pero Hauwa terminó siendo convencida para unirse al grupo y explica cómo:

"Tenía problemas espirituales y Boko Haram me dijo que podía ayudarme a resolverlos", dice.

No sabemos exactamente qué tenía Hauwa, pero unos llamados "espíritus malignos" la habían llevado a ensuciarse con tierra e incluso a quemarse la mano.

Abubakar Shekau, el líder de Boko Haram, Se desconoce si está vivo o muerto.

Cualquiera que haya sido la razón, vio a Boko Haram como la solución a sus problemas, y la absorbieron.

"Decían que ya que me negaba a casarme otra vez, debía optar por la bomba".

Día típico

Recuerda cómo era un día típico viviendo con los militantes.

"Vivíamos en casas de paja. Cuando mi esposo estaba todavía,cocinaba tres veces al día... Los hombres robaban carne y nos la traían para cocinarla ", cuenta.

Después de un tiempo, Hauwa se separó de su esposo y volvió a casarse.

Su segundo esposo luego escapó y cuando se negó a tomar a un tercer esposo, el grupo le sugirió su plan:

"Dijeron que ya que me negaba a casarme otra vez, debía aceptar la bomba", dice.

El campo Dikwa para desplazados (IDP) queda a 85 kilómetros al noreste de Maiduguri, la capital de Borno y el lugar de nacimiento de Boko Haram.

Las mujeres liberadas de Boko Haram cuentan el horror de su cautiverio

Hauwa lo sabía bien y no estaba lejos del lugar en el que estaba retenida por los militantes, así que la noche anterior al ataque, se escapó muy temprano en la mañana.

Su plan era alertar a su familia y otros, avisando en Dikwa del ataque inminente.

Pero llegó demasiado tarde.

"Bolas de fuego"

Cuando Hauwa alcanzó el campo Dikwa, las otras dos suicidas ya habían atacado. Era el 10 de febrero de 2016.

Un oficial del ejército mostró al equipo de la BBC la escena del ataque.

"Este es el punto donde ocurrió la primera explosión", dice, señalando manchas oscuras en el suelo. Es sangre cubierta por una capa de polvo.

El campo se extiende a ambos lados de una carretera y los residentes todavía tienen que pasar cerca de la escena del ataque todos los días para conseguir agua y comida.

Hay 15.000 personas viviendo aquí y todavía tienen miedo.

Pero no tienen ningún lugar seguro al que ir, así que se quedan aquí.

Ahora dicen que no pueden confiar en nadie, ni siquiera en los niños.

Una mujer de la tercera edad, Falmata Mohammed, recuerda los minutos anteriores al ataque.

"Un soldado estaba tratando de formarnos en colas... Había una mujer que vestía un velo rojo y tenía cabello largo".

-------------------------------------------------

Sobre Boko Haram:

Fue fundado en 2002 e inicialmente se enfocó en oponerse a la educación de estilo occidental.

Boko Haram significa "La educación occidental está prohibida" en el idioma hausa.

Lanzó sus operaciones militares en 2009.

Ha matado a miles de personas, en su mayoría del noreste de Nigeria, y ha secuestrado a cientos, incluidas 200 escolares.

Se unió a Estado Islámico y ahora se hace llamar "provincia africana occidental" de ese grupo radical.

Ha ocupado una gran área en el noreste de Nigeria, donde declaró un califato. Pero las fuerzas regionales han recuperado gran parte del territorio este año.

-------------------------------------------------

Falmata dice que ella miró alrededor cuando la mujer comenzó a quejarse de los soldados, que estaban tratando de dispersar a la gente.

"Apenas nos movimos a la carretera, ella gritó 'Wayyo', diciendo que tenía dolor de estómago...La gente se acercó a ayudarla, trataron de levantarla y fue ahí cuando explotó la bomba".

"Vimos bolas de fuego alrededor de nosotros", me cuenta, y de repente se percató de que estaba rodeada de decenas de cuerpos mutilados.

Hauwa no vio el ataque, pero unos investigadores militares le mostraron imágenes de las secuelas.

"No era agradable verlas. No está bien cargar una bomba y matar seres humanos" , dice. "No sé si las otras chicas sabían que iban a morir cuando fueron a cumplir la misión".

Miedo real

Para los padres en esta parte de Nigeria, Borno, el miedo a Boko Haram es algo muy real.

El grupo está preparado no sólo para llevarse a sus niños, sino para mandarlos de regreso como sus propios asesinos, en los mismos lugares en los que han buscado refugio.

Este es el mismo estado en el que Boko Haram secuestró a más de 200 niñas escolares del pueblo de Chibok en abril de 2014. La mayoría de ellas todavía está desaparecida.

Hauwa decidió desafiar al grupo y escapar, salvándose ella misma y numerosas vidas que se hubieran convertido en sus víctimas.

Hablamos de su futuro, pero cuando llegamos al tema de tener niños, se ríe.

"Me gustaría tener una educación", dice.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
Señal 24Play

Transmisión multiseñal del Departamento de Prensa de TVN

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]

Saltar publicidad

La publicidad terminara en 5