El auge de los cuidadores de mansiones en Europa

El auge de los cuidadores de mansiones en Europa

En momentos en que se atraviesa un difícil clima económico, la gente está tratando de encontrar formas de reducir sus costos de vida. Una de ellas es convertirse en guardianes de grades y suntuosas propiedades.

24Horas.cl TVN
02.07.2013

Se renta: mansión victoriana de 35 habitaciones en Helensburgh, ubicación pintoresca en medio del campo, a 50 minutos en tren desde Glasgow. Renta: £180 al mes, incluyendo servicios.

Suena demasiado bien para ser cierto, pero lo es. Esta mansión campestre es el hogar de Sam Van Gelder, empleado de un centro de atención al cliente. Con esta renta tan baja, equivalente a unos US$270 al mes, espera ahorrar los más de US$4.500 que necesita como depósito para comprar su propia casa.

Van Gelder es un "guardián de propiedad" y vive en la mansión, que actualmente está a la venta. Su función es evitar el vandalismo, los ladrones, el robo de metal y la entrada de ocupantes ilegales-

A cambio, tiene la facilidad de una renta mensual asequible y un espacio extraordinario para vivir.

La propiedad era un asilo de ancianos y está en el mismo estado que cuando los residentes fueron trasladados a vivir a otro lugar.

Según Val Gelder, vivir en un asilo en desuso en medio del campo es, en ocasiones inquietante. Y como guardián debe adherirse a ciertas reglas. Por ejemplo, no puede organizar fiestas.

"Tiene sus pros y sus contras. Te dan una sala enorme y mucho espacio para vivir pero tienes que cuidar la propiedad", dice.

Hay muchas firmas en Europa que se especializan en la custodia de propiedades. Paul Cosnett, gerente regional de Camelot Property Management, que ofrece vivienda a unas 10.000 personas en Europa en edificios vacantes o en desuso, afirma que hay un mínimo de requisitos para los potenciales guardianes de propiedades.

Tienen que tener más de 18 años, un ingreso regular y ninguna condena criminal.

"Todo lo que les pedimos es qie vivan allí como si fuera su propia casa, que revisen que las ventanas y puertas estén cerradas en la noche. No les pedimos que salgan a patrullar al exterior ni nada parecido. Sólo que vivan en el edificio, lo mantengan seguro y ordenado", explica.

Propiedades interesantes

Cualquier propiedad, siempre y cuando esté protegida de viento y lluvia y abastecimiento de agua y electricidad, puede ser habitada.

Según Cosnett, sus registros contienen propiedades muy interesantes, desde hospitales, bares, escuelas, hasta observatorios, estaciones de bomberos, monasterios y abadías.

También tiene un parque de diversiones.

"En Holanda tenemos lo que ha sido bautizado como 'El castillo rosa', un parque de diversiones, que parece el castillo de una princesa", afirma.

Según el funcionario desde la recesión ha ahbido un incremento en el número de personas interesadas en vigilancia de propiedades. En Inglaterra se ha visto un aumento de entre 40 y 50%.

Las compañías tienen listas de espera de propiedades cercanas a centros urbanos como Londres, Birmingham, Manchester y Liverpool.

Se calcula que en el Reino Unido hay unas 920.000 casas vacías y en lugar de dejar que una propiedad se vuelva una ruina o se tenga que cubrir con tablones, con los guardianes los dueños de propiedades pueden ahorrar en el costo de la seguridad.

Además de Van Gelder habrá otros guardianes en la mansión. Viviendo juntos en un edificio compartido a menudo crea comunidades de guardianes que pueden compartir los costos de alimentación o gastos adicionales como televisión por satélite.

Pero además de los guardianes de propiedades hay otros esquemas que proveen vivienda asequible y cada vez se están volviendo más populares en Europa, como el de compartir una casa entre varios.

Compañeros de casa

Naomi Lumsdaine, de 27 años, encontró a una compañera de casa perfecta en Anne Schotts, una mujer culta, educada y simpática, de 97 años de edad.

Ambas viven en en centro de Londres en una casa de cuatro habitaciones. Lumsdaine paga US$160 al mes a una agencia que se encarga del esquema, conocido coo Homeshare (compartiendo casa), pero no le paga renta a Schotts.

La iniciativa fue establecida para que el dueño de una casa ofrezca vivienda a otra persona a cambio de ayuda, que puede incluir desde llevar a cabo pequeñas labores de casa, jardinería, ayuda con la tecnología, hasta ofrecer compañía.

Alex Fox, presidente ejecutivo de Shared Lives Plus, la red nacional de 12 esquemas para compartir casas en el Reino Unido afirma que hay entre 150 y 200 personas utilizando la iniciativa.

"Tenemos una epidemia de asilamiento y soledad entre las personas de edad avanzada", dice Fox.

"Y a menudo encontramos personas de edad avanzada que no pueden encontrar o pagar por la ayuda adecuada, pero que tienen habitaciones adicionales en sus hogares, y hay jóvenes que cada vez tienen más problemas para conseguir vivienda apropiada".

Lusmdaine, después de someterse a un proceso de revisión de antecedentes personales y criminales y reunirse con Schotts, para confirmar que se llevarían bien, lleva viviendo con su compañera cinco meses.

"Literalmente estoy aquí para asegurarme de que Anne está bien", afirma Lumsdaine.

Naomi realiza 10 horas de labores de casa a la semana, que incluyen cocinar, lavar platos y "acompañar" a Anne.

A pesar de su edad, Schotts no quiere ir a vivir a un asilo pero necesita apoyo adicional. Así que el arreglo le ha dado paz mental.

Y para Naomi, la iniciativa le permite ahorrar dinero para pagar sus deudas y juntar para un depósito para comprar su propia casa.

Además, dice, ha enriquecido su vida y se ha convertido en una forma perfecta de vivir.

"Tengo la compañía de una persona mayor realmente maravillosa. Honestamente digo que Anne es la mejor compañera de casa que he tenido y vivir con ella no plantea absolutamente ningún problema".

Los guardianes también viven en hospitales en desuso.

 


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]