¿Está Obama reeditando la

¿Está Obama reeditando la "guerra contra el terrorismo" de Bush?

Al anunciar su estrategia contra ISIS, el mandatario remarcó que no se trata de repetir la guerra en Afganistán e Irak. Pero analistas ven similitudes en las operaciones.

24Horas.cl TVN
16.09.2014

Thomas Sparrow BBC Mundo, Washington (@bbc_sparrow)

La estrategia que recientemente anunció el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contra los militantes yihadistas de Estado Islámico (EI), ha generado preguntas en Washington sobre cuánto difiere de la llamada "guerra contra el terrorismo" que condujo su antecesor, George W. Bush.

Varios analistas señalaron que en las palabras de Obama se notaron ciertas similitudes con las posturas que defendió Bush tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando emprendió una campaña militar para vencer a al Qaeda en Afganistán e intervino militarmente en Irak junto con aliados como Reino Unido.

En particular, quienes ven semejanzas señalan que Obama está recurriendo a la misma base legal que defendió Bush hace más de una década, está utilizando una retórica similar y está argumentando una guerra "preventiva", es decir, para evitar amenazas directas futuras.

El gobierno de Obama, que llegó al poder precisamente oponiéndose a las políticas intervencionistas de Bush, ha tratado de alejarse de las comparaciones, evita utilizar frases asociadas al mandatario anterior -como "guerra contra el terrorismo" o "coalición de los dispuestos"- y asegura que la naturaleza de este conflicto es distinta pues no involucra soldados en el terreno.

Sin embargo, el general Martin Dempsey, el jefe del estado mayor conjunto, abrió este martes las puertas para que asesores militares del país acompañen eventualmente a los soldados iraquíes en ataques contra EI.

Doctrina preventiva

Stuart M. Gottlieb, profesor de política exterior estadounidense en la universidad de Columbia, en Nueva York, considera que hay muchas similitudes entre las estrategias de ambos mandatarios.

En primer lugar sugiere que un punto de comparación es la retórica. Obama dijo el miércoles que los militantes no encontrarán un "lugar seguro" si amenazan a Estados Unidos y los perseguirá "dondequiera que estén".

"Obama prometió retirar ese tipo de retórica y políticas, pero el miércoles básicamente repitió la retórica de Bush de 2001 y 2002, según la cual Estados Unidos actuará en cualquier lugar del mundo donde los terroristas amenacen a los estadounidenses", le dijo a BBC Mundo.

Un segundo punto esgrimido por Obama y considerado similar a las políticas de Bush es que Estado Islámico no representa una amenaza directa a Estados Unidos, pero sí podría hacerlo si no se controla.

"Lo que vemos en Obama es una guerra preventiva", opina Gottlieb. "Está usando la doctrina preventiva de Bush para justificar su política militar en Medio Oriente".

No todos están de acuerdo con este argumento, como el teniente general retirado Paul Eaton, quien comandó las operaciones de la coalición internacional para entrenar a las fuerzas iraquíes en 2003 y 2004.

EE.UU. no pondrá soldados en el terreno, por lo que debe recurrir a fuerzas aliadas en países como Irak y Siria.

"El presidente Obama está reaccionando a un ataque de EI en Irak, en Kurdistán en el norte, y esto fue lo que estimuló una respuesta. No es un acto de guerra preventiva", le dice a BBC Mundo Eaton, quien hoy trabaja en la Red de Seguridad Nacional, una organización de estudios con sede en Washington.

Un tercer elemento de comparación es que Obama está recurriendo para su actual operación a la base legal de autorización legislativa que utilizó Bush hace más de una década para su propia campaña militar, llamada la Autorización para el Uso de Fuerza Militar.

El gobierno cuestionó anteriormente esa autorización que le dio el Congreso a Bush para atacar a países involucrados en los ataques del 11 de septiembre, pero ahora la defiende como justificación para atacar a EI sin tener que pedir el visto bueno inmediato de los legisladores. Es una estrategia que ha sido puesta en duda por analistas legales y en el Capitolio.

Una guerra distinta

La Casa Blanca, mientras tanto, se ha esforzado en alejarse de esas comparaciones, en especial porque Obama llegó al poder por su oposición a Bush y fue reelegido en 2012 tras anunciar el retiro de los últimos soldados de Irak. Al gobierno no le conviene, por naturaleza, que lo vinculen a su antecesor.

El principal argumento de la administración en este sentido es que la naturaleza de esta operación es distinta a la de Bush.

"En términos de lo que hicimos originalmente en Irak, esto no es una guerra", dijo el sábado el secretario de Estado, John Kerry. "Esto no se trata de soldados de combate en el terreno, no se trata de cientos de miles de personas, no es ese tipo de movilización".

Kerry agregó, sin embargo, que Estados Unidos sí está en una guerra con los militantes de EI en el mismo sentido en que está en una guerra contra al Qaeda y sus afiliados. Muy poco antes, sin embargo, el secretario de Estado se había rehusado a calificarlo así y había definido la estrategia como una "operación antiterrorista muy significativa".

Esto, más allá de una simple diferencia idiomática, revela los dilemas del gobierno para definir su papel en Siria en Irak, de tal manera que le ayude en su objetivo de "degradar y destruir" a EI pero no lo acerque demasiado a las políticas de su antecesor.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]