Por qué a los franceses les fascina la grafología

Por qué a los franceses les fascina la grafología

Muchas empresas recurren a la disciplina que busca determinar rasgos de la personalidad basados en la escritura para seleccionar personal, contracorriente con las pruebas que se usan en EE.UU. ¿Cuál es la razón?

24Horas.cl TVN
30.04.2013

Hugh Schofield BBC

Los franceses siguen recurriendo al análisis de la escritura de mano para evaluar los posibles empleados, yendo en contra de una tendencia mundial. ¿Por qué?

¿Qué haría usted si fuera por un empleo y el encargado de recursos humanos le dijera que uno de los criterios de selección es un análisis favorable de su escritura?

En la mayor parte del mundo, el uso de la grafología en el reclutamiento es marginal. Pero en Francia -pese a un notorio descenso de la escritura a mano en los últimos años debido a las computadoras- la técnica ha probado ser extraordinariamente resistente.

Es difícil conseguir cifras confiables. Los propios grafólogos afirman que entre el 50% y el 75% de las empresas usan algún tipo de análisis de escritura a mano, aunque sea sólo ocasional.

Por otro lado, muchas compañías francesas que hacen uso de la grafología son reacias a hablar de ello abiertamente, porque la práctica no es vista como suficientemente "moderna" o "global".

El último estudio independiente data de 1991 y halló que un 91% de las organizaciones públicas y privadas del país recurrieron al análisis de la escritura. Si ese fuera el caso, entonces el 50% actual no parece tan descabellado.

Pero, ¿qué puede obtener una empresa si presenta las muestras de escritura de sus candidatos a un grafólogo?

UN COMPLEMENTO

Según Catharine Bottiau, una de los profesionales de la grafología más conocidas de Francia, puede resultar engañoso pensar que los grafólogos toman decisiones acerca de quién obtiene qué trabajo.

"Normalmente se nos consulta una vez que el cliente ya ha elaborado una preselección de los candidatos. Luego se pedirá a los candidatos que escriban una carta motivacional, usando su propio puño y letra", dice Bottiau.

"Nosotros examinamos las cartas y ofrecemos nuestra opinión. Normalmente, esto tiende a confirmar las impresiones ya recogidas de las entrevistas, el curriculum vitae, las pruebas de personalidad, etcétera".

"Pero a veces podemos llamar la atención sobre aspectos de la personalidad que no se notaron, los cuales podrían resultar perjudiciales para la persona que quiere ser reclutada", añade.

"Somos una herramienta adicional, un complemento".

En cuanto al proceso real de análisis, es una técnica compleja, que implica el estudio de una serie de parámetros, como el tamaño de las letras, ángulos, cuestas, formas, enlaces, espacios, el orden, la presión de la pluma y la variación de la norma educativa.

"El principio básico es que el acto de la escritura revela la personalidad. Estudiar grafología es estudiar de la energía que guía la mano, y el mensaje que -inconsciente y conscientemente- la persona que quiere transmitir".

Bertram Durand, quien ayuda a dirigir una empresa internacional de búsqueda de ejecutivos llamada CNPG, pasó tres años entrenándose como grafólogo en Nueva York.

"Me es imposible describir en una sola entrevista cómo hacemos nuestro trabajo. Es una técnica altamente especializada, basada en la psicología jungiana".

"Y debido a que no podemos medir su tasa de éxito con las matemáticas o estadísticas, eso no quiere decir que no es una herramienta válida. En todos nuestros estudios de los clientes hay un coeficiente extremadamente alto de satisfacción. La gente lo usa porque funciona".

El mismo argumento proviene del cazatalentos profesional Geoffroy Desvignes: "Mira, yo pongo más o menos 100 personas cada año en altas posiciones internacionales".

"Si la grafología no funcionara, eso se haría obvio muy rápidamente y yo perdería mis clientes. Pero ellos siguen regresando".

"No tengo ni idea de cómo funciona, pero para mí es obvio: la escritura de una persona de mercadeo no es igual a la escritura de un tipo de ventas, la cual no es la misma que la escritura de un artista o de un contador en Deloitte".

PRODUCTO FRANCÉS

Si la grafología es tan prevalente en Francia, podría deberse a una suerte de proclividad nacional hacia la abstracción, o a un rechazo instintivo hacia las pruebas de "personalidad" de origen estadounidense, con sus respuestas de opción múltiple y la manía de clasificar a cada ser humano dentro de un puñado de "tipos".

O tal vez sea el hecho de que la propia técnica se originó en Francia.

Las teorías psicológicas de Carl Gustav Jung conforman la base de la grafología.

A un sacerdote católico francés, Jean-Hipployte Michon (1806-1881), es considera por lo general como el padre de la grafología. Su seguidor, Jean Crepieux-Jamin, codificó la disciplina con su "ABC de grafología", que todavía se sigue imprimiendo.

Al añadirle algunas nociones de Freud y muchas grandes porciones de Jung... y la práctica moderna vio luz.

Hoy en día, unos mil grafólogos ejercen en Francia (la mayoría mujeres), y los cursos de formación emprendidos por las tres principales organizaciones profesionales son muy concurridos.

Pero, un momento. Tal vez sea es el momento de inyectar un poco de escepticismo. Después de todo, ¿qué prueba hay de que el estudio de la escritura ofrece una comprensión significativa de la mente interior de una persona?

"UN MONTÓN DE BASURA"

La respuesta -según el profesor de psicología Laurent Begue- es absolutamente ninguna.

"Numerosos estudios realizados en los últimos años han demostrado que todo es un montón de basura y que su uso no es apto en ningún entorno profesional", dice Begue, quien trabaja en la Universidad de Grenoble.

"Si usted le pide a un grupo de grafólogos que estudie la misma pieza de la escritura, todos vendrán con diferentes interpretaciones. No es diferente de la astrología o la numerología".

Según Begue, la mayoría de los grafólogos son capaces de hacer el truco, ya que trabajan sobre el contenido de las cartas de los candidatos -el detalle acerca de sus vidas, la motivación y así sucesivamente- para la elaboración de un perfil psicológico.

Begue cita un estudio israelí que mostró que, cuando a los grafólogos les mostraban textos estrictamente neutrales sin información relevante acerca del candidato, sus niveles de rendimiento se desplomaron.

Para los críticos, la habilidad del grafólogo es la de un "lector de la mente" intuitivo e inteligente. Ellos sacan conclusiones obvias de donde pueden, y para el resto se basan en generalidades vagas que no pueden sino contener algún elemento de la verdad.

"Los psicólogos lo llaman el efecto Barnum, por el famoso empresario circense estadounidense [Phineas Taylor Barnum], quien dijo que un buen circo debería contener un poco de algo para todos", dice Begue.

"Si usted redacta un análisis de forma inteligente y sobre todo forma halagadora, entonces la mayoría de la gente creerá que, en efecto, aplica a ellos".

Los médicos se burlan de los burladores.

"Hay un gran lobby de los psicólogos que nos ha tocado", dice por su parte Durand. "Las empresas que producen las pruebas de personalidad de contratación tienen un gran interés en socavar lo que hacemos y tienen una gran cantidad de medios."

El cazatalentos Geoffroy Desvignes añade: "Pretender que los llamados tests de personalidad científicos son de alguna manera más confiables que la grafología es una tontería absoluta".

"Dos personas que son totalmente diferentes pueden producir fácilmente el mismo resultado en un test de personalidad. Pero no hay dos personas que tengan la misma letra".

Cuando Catherine Bottiau se topa con un escéptico, les ofrece la oportunidad de tener su propia escritura analizada, dice.

"Y ellos no permanecen escépticos por demasiado tiempo".


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]