Por qué dio marcha atrás el gobierno conservador de España respecto al aborto

Por qué dio marcha atrás el gobierno conservador de España respecto al aborto

El presidente del gobierno español anunció la retirada total de la reforma de la ley del aborto y causó la inmediata dimisión de su ministro de Jusitica. ¿A qué se debe el cambio de postura de Mariano Rajoy?

24Horas.cl TVN
23.09.2014

Redacción BBC Mundo

El ahora exministro de Justicia español, Alberto Ruiz Gallardón, se comprometió a formalizar la reforma de la ley del aborto antes del fin del verano boreal.

Sin embargo, con la llegada del otoño todo ocurrió en la forma opuesta a sus propósitos.

Este martes, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica de Protección del Concebido y los Derechos de la Embarazada.

Poco después, el autor del anteproyecto, el ministro de Justicia, presentó su dimisión y comunicó que se retira de la vida pública, tras 30 años de carrera política.

“Como presidente del gobierno, he tomado la decisión más sensata”, declaró Rajoy en una improvisada rueda de prensa.

Por su parte, el ya exministro reconoció que no es el “hombre adecuado para seguir adelante con los planes del gobierno en cuanto a legislación del aborto”.

¿Cómo se llegó a esta situación, que algunos sectores califican como el fiasco más grande del gobierno de Mariano Rajoy?

Ley de plazos vs Ley de supuestos

España cuenta desde 2010 con una ley de plazos que regula la interrupción voluntaria del embarazo y que sustituyó a la ley de supuestos vigente desde 1985.

Aprobada durante el segundo mandato del entonces presidente del gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, la ley contempla el derecho al aborto durante las primeras 14 semanas de gestación, y lo amplía hasta la semana 22 en caso de graves riesgos para la salud del feto o de la madre.

Dicha ley permite además que las jóvenes de 16 y 17 años aborten sin el consentimiento de los padres, uno de los puntos más controvertidos del texto.

La ley de plazos fue aprobada en el Congreso con los votos de prácticamente todos los partidos políticos, pero contó con la oposición frontal del Partido Popular, que presentó una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional todavía en estudio.

Además, en su programa electoral de 2011, el PP se comprometió a "reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores".

Alberto Ruiz Gallardón se retira de la vida pública después de 30 años de carrera política.

Y con ese programa electoral ganó las elecciones del 20 de noviembre de 2011, en las que obtuvo una amplia mayoría absoluta.

El presidente del gobierno le encargó al Ministerio de Justicia que acometiera la reforma de la ley del aborto y Alberto Ruiz Gallardón asumió el encargo como una misión casi personal.

Un proyecto cuestionado

El diseño de la propuesta tardó dos años.

Finalmente, el 20 de diciembre de 2013 el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley.

Y estalló la tormenta.

El texto fue calificado como la legislación más restrictiva en temas de aborto en la historia de la democracia española.

La propuesta limitaba el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo a dos supuestos: violación o serio riesgo para la salud física y/o psíquica de la madre.

Se consideró más punitiva que la ley de 1985 por cuanto aquella ley también amparaba los casos de malformación del feto, algo que quedó fuera del proyecto de Ruiz Gallardón.

La propuesta generó amplia oposición e incluso desató desacuerdos dentro del propio Partido Popular.

Miles de personas salieron a las calles para protestar contra la reforma, y el debate parlamentario no hizo más que posponerse.

Pasaron los meses. Se dijo que el Partido Popular estaba considerando una serie de modificaciones para suavizar el anteproyecto.

Por su parte, los partidos de la oposición convirtieron en hábito sus preguntas al ministro de Justicia sobre qué pensaba hacer con la reforma.

Hasta este martes, en que el anuncio de Mariano Rajoy puso fin a las elucubraciones.

¿Cuáles son los motivos de la retirada?

El Partido Popular, con mayoría absoluta en el Congreso, podía haber sacado adelante el anteproyecto de ley, pero el presidente del gobierno aludió a la falta de consenso para justificar su decisión.

“Vamos a seguir trabajando por la cohesión, pero no podemos tener una ley que cuando llegue otro gobierno la cambie”, manifestó Rajoy, quien aclaró que su gobierno si modificará la ley para que las menores necesiten el conocimiento y consentimiento de sus padres antes de abortar.

Esta explicación no le resulta suficiente a los opositores al aborto, que mostraron su estupor y su completo rechazo a la actuación del gobierno conservador.

“Yo no puedo entenderlo, sinceramente, la razón que ha dado el presidente del gobierno no es creíble”, le dijo a BBC Mundo Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia.

El riesgo de una posible derogación por un gobierno futuro lo corren todas las leyes, opina Blanco.

“Si la razón es un mero cálculo electoral, es triste renunciar a un ideal tan noble por un mero cálculo electoral y además creo que se equivocan profundamente”, subrayó Blanco.

Del otro lado, representantes de organizaciones de mujeres, sindicatos y partidos políticos como el Partido Socialista o Izquierda Unida celebraron la decisión del gobierno.

Para ellos, el giro en la política de Mariano Rajoy se explica por la presión de la calle.

“Hemos conseguido frenar esta ley y se ha hecho gracias a la oposición ciudadana, a la movilización de muchas mujeres, de muchas asociaciones y también del Partido Socialista”, declaró Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Cálculo con posible efecto boomerang

Si Rajoy basó su decisión en un cálculo electoral, puede ser que la movida se vuelva en su contra.

Este mismo martes dos centenares de personas se concentraron frente a la sede del Partido Popular en Madrid para protestar por lo que califican de traición del presidente del gobierno al retirar la reforma de la ley del aborto.

Fueron convocadas por la organización Derecho a Vivir y gritaron consignas contra Rajoy y a favor del exministro Ruiz Gallardón.

"Aborto legal, estado criminal", "Traidores", "Un aborto más, un voto menos. Rajoy Dimisión” y en Twitter se popularizó el hashtag #YoRompoConRajoy.

La mayoría de las críticas se personalizaron en Rajoy.

Simpatizantes del Partido Popular mostraron su rechazo a la decisión de Rajoy, al que acusan del fracaso de la ley.

“El Partido Popular va a perder muchos votos por renunciar a esto, nosotros haremos campaña activa en los próximos meses para que no se vote al Partido Popular por este motivo”, le confirmó Benigno Blanco a BBC Mundo.

“Aunque el gobierno de Mariano Rajoy abandone esta causa, la sociedad civil en España no la abandona.

“Nos vamos a encargar de movilizar a la sociedad española para que se sigan oyendo voces que reivindiquen que en España haya una legislación que proteja a la vida y a las mujeres embarazadas”, sostuvo Blanco.

De momento, la última palabra la tendrá el Tribunal Constitucional, que aún debe emitir su fallo sobre el recurso presentado por el PP.

Algunos analistas opinan que la estrategia de Mariano Rajoy consiste en contar con una posible resolución de inconstitucionalidad por parte del Tribunal, con lo que se volvería automáticamente a la ley de 1985 sin que su partido tenga que pagar el precio político de haber emprendido una reforma que causa profundas divisiones.


TE PUEDE INTERESAR
24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]