Por sus gustos (dicen) los conoceréis

Por sus gustos (dicen) los conoceréis

Pablo Márquez realiza un analogía sobre los diferentes tipos de fanáticos de la música.

Pablo Márquez
13.06.2012

Lo dijo Lou Reed y los metaleros de todo el globo se oxidaron de pura rabia. “Los fans de Metallica tienen el cerebro de una ardilla”, espetó el hombre de “Walk in the wild side” y su frase dio la vuelta al mundo como una estaca directa a los corazones protegidos con chaquetas de cuero negra. Claro, se refería a las críticas, duras y constantes, que ha recibido por el disco "Lulu", una obra conceptual bien difícil de digerir que el hombre lanzó hace un par de meses con la colaboración de los rockeros de Los Ángeles.

Cierto o no, porque de todo hay en la viña de la música, lo claro es que la feligresía del otro lado perfectamente puede atacar de vuelta diciendo que los seguidores del ex Velvet Underground son unos huraños engreídos que piensan que el mundo gira sólo en torno a ellos mismos. Los pueden acusar también de pretenciosos, de intelectualoides de postal y, no me digan que no, de falta de autocrítica.

Porque si las bandas y los solistas tienen virtudes, los defectos también se traspasan a los fanáticos que respiran día a día por su estrella de turno. Existen varias encuestas, incluso, que han tratado de catalogar a la audiencia según la personalidad de los artistas que siguen. ¿Por sus gustos los conoceréis? Parece que sí, aunque aquí no hay certezas sino puras vísceras. Prejuicio puro.

A los fanáticos de U2, entonces, se les cataloga como megalómanos que se sienten dueños del mundo y que creen que una palabra suya bastará para sanar cualquier problema. ¿Los de Kiss? Tipos infantiles y livianitos que están seguros de que la felicidad es una canción de rock. ¿Los que idolatran a Rush? Pretenciosos y miopes, que no ven que el mundo hace rato dejó de ser un crucigrama. ¿Y los incondicionales de Madonna? Ah, gente que no asume que los años pasan y que ya no son los coléricos tonificados de antes.

Así, suma y sigue. A los fans de Michael Jackson se los acusa de inmaduros, tanto como a los de Justin Bieber y a los de toda la tropa Disney (claro que aquí, convengamos, la cosa en medio obvia). ¿Beatlemaníacos a morir? No miran al futuro y la nostalgia los apolilla. ¿Y si me mata The Cure? Bueno, hablamos de trasnochados de una bohemia tan sobrevalorada como los años ‘80.

En este mundo en que todo se mide, donde un ranking es ley, los números no siempre llevan la mochila de la actitud. Esa se tasa en otro mercado y la cosa aquí es sin llorar. ¿No están de acuerdo con este divertimento simpático? Claro, seguro que son admiradores de Oasis y se creen dueños de la verdad.



24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]