¿Quién es esa chica?

¿Quién es esa chica?

El pop, las coreografías y la parafernalia de un escenario imponente fueron una simple excusa para mostrar, por primera vez en vivo en estas tierras, que Lady Gaga es mucho más un objeto de estudio sociológico que un talento artístico.

Pablo Márquez
21.11.2012

"¿Quién es Lady Gaga?", se pregunta ella misma gritando sobre el escenario, enfundada en uno de sus tantos trajes extravagantes y de exquisito mal gusto.

"Ustedes me crearon, yo soy ustedes", cierra la reflexión y arranca con “Bad romance”: una de las canciones que le ha dado más fama, dinero y leyenda a esta chica de Manhattan que, de un día a otro, como todo fenómeno mediático, de la nada se convirtió en historia.

Stefani Joanne Angelina Germanotta, el nombre que figura en el carnet de identidad de una artista multifacética, pasó anoche por Chile dejando una estela de llantos, histeria y, sobre todo, la demostración de que el poder puede estar en la masa.

'Power to the people' entonaba John Lennon y esa gente, los adolescentes a la deriva, los patitos feos de la clase, los nerds incurablemente inteligentes, los "Little monsters" (como se llama su feligresía), encontraron en Lady Gaga la voz que ellos nunca pudieron sacar.

Y así, cambiándole el significado a la palabra "kitsch" -vestidos creados con trozos de carne, una vagina inflable que la expulsa de un vientre multicolor, cubriendo su cuerpo con todo aquello inimaginable que la convierte también en un monstruo a ojos de la belleza clásica-, la norteamericana convierte la fealdad en poder, el mal gusto en una virtud y la violencia estética en la forma de lograr la cercanía de todos aquellos que nunca han tenido al frente, tan cerca, a uno como ellos.

"Lady Gaga es ustedes", repite una vez más y uno entiende todo.

Anoche, ante un Estadio Nacional a medio llenar (las cifras oficiales hablan de 45 mil, pero convengamos que no había más de 35 mil), el pop, las coreografías y la parafernalia de un escenario imponente fueron una simple excusa para mostrar, por primera vez en vivo en estas tierras, que Lady Gaga es mucho más un objeto de estudio sociológico que un talento artístico.

Claro, cuando puede, cuando las caracterizaciones la dejan, canta y canta muy bien. Pero, en rigor, ¿quién va a escuchar música cuando alguien se pasea en un caballo robotizado frente a un castillo medieval?

Lady Gaga en vivo es, sin duda, imperdible. Por los cambios de vestuario, por la infraestructura, por la fiesta que monta tan groseramente como lo hacen uno de sus bailarines con ella. Por la proyección que provoca en sus millones de seguidores, por la energía en escena y por la magia que logra construir en sus dos horas de show.

"¿Quién es esa chica?", se preguntaba Madonna hace algunos años, en español, a la hora de entonar su famosa 'La isla bonita'. Buena pregunta, ex reina del pop. Lady Gaga es todo lo anterior y más. Mucho más. La diva de esta generación y punto.

 


TE PUEDE INTERESAR

24Play
24Play
24Play

Noticias de Chile y el mundo en la señal de 24horas.cl

24HORAS VIDEO
24 HORAS FOTO

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]