Click acá para ir directamente al contenido

"Pensé que iba a perder el sentido"

El deportista analizó su experiencias tras el salto desde la estratósfera: "Desde el punto de vista de la consciencia, siempre he sabido lo que sucedía", agregó.

Camilo Bravo

Domingo 14 de octubre de 2012

La travesía del deportista austriaco Felix Baumgartner recorrió al mundo luego que lograra superar la velocidad del sonido con su salto desde la estratósfera. El aventurero tras pisar tierra habló sobre todos los miedos que tuvo durante la experiencia.

"Ha sido más difícil de los que todos nos esperábamos", declaró en su primera entrevista con la televisión austríaca Servus, propiedad del patrocinador del proyecto.

"Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido", agregó. Y la situación es entendible ya que la velocidad que tomó en la caída alcanzó 1.173 kilómetros hora en tan sólo 40 segundos.

En los momentos más complicados, el deportista optó por no abrir el paracaídas especial para estabilizar el descenso y reconoció que siempre estuvo consciente durante la caída.

"Desde el punto de vista de la consciencia, siempre he sabido lo que sucedía", dijo.

"Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente. Ha sido muy difícil, espero que hayamos superado la barrera (del sonido)", declaró.

El informe preliminar dice que el deportista rompió el récord, situación que debe ser confirmada.

"No he sentido ese golpe sónico, creo que pasa detrás de uno, estaba demasiado ocupado manteniendo el control. No tengo ni idea de si he volado a través de la barrera (del sonido)", comentó Baumgartner.

Recordemos que la caída libre fue en cuatro minutos y 19 segundos, situación que no le permitió batir el récord anterior de caída libre más larga en duración que registró cuatro minutos y 36 segundos.

Esa marca fue establecida por Joe Kittinger, que se arrojó en 1960 desde una altura de 31.333 metros cuando pertenecía  a la Fuerzas Aéreas de Estados Unidos.

"Joe se ha ganado que su récord siga después de 52 años", dijo el deportista con humor.