24horas.cl Tvn
23.04.2014

¿Disfrutar de un día de calor y playa en la Antártica?

Quizás no es tan raro como suena. De hecho, según recientes investigaciones, algunas partes de la antigua Antártica eran tan cálidas como lo es hoy en día la costa de California, por ejemplo. El hielo no era un impedimento, porque ni siquiera el agua estaba fría. De hecho, el agua de las regiones polares del sur del Océano Pacífico era como son actualmente la del mar en Florida.  

Los hallazgos, publicados en Proceedings, subrayan el potencial de aumento de la temperatura en los polos de la Tierra y el riesgo asociado de fusión del hielo polar y el aumento del nivel del mar.

Estas revelaciones forman parte de la investigación de un grupo de científicos liderados por la Universidad de Yale. El estudio se centró en la Antártica durante la época del Eoceno, hace 40 a 50 millones de años, un período con altas concentraciones de CO2 en la atmósfera y, por lo tanto, con un clima de invernadero.

Para llegar a estas conclusiones, realizaron la medición de las temperaturas en el agua mediante las concentraciones de isótopos raros en las antiguas conchas fósiles. Los expertos encontraron que las temperaturas en partes de la Antártica alcanzaron 17 grados centígrados durante el Eoceno, con un promedio de 14 grados, similar a la media anual en la costa de California en la actualidad.

Las temperaturas del Eoceno en partes del sur del Océano Pacífico eran de 22 grados centígrados. Los investigadores dijeron que es similar a la del agua de mar cerca de Florida hoy en día. Sin embargo, la temperatura promedio anual del mar en el Pacífico Sur cerca de la Antártica es de aproximadamente 0 grados Celsius hoy en día.

"Al medir las temperaturas del pasado en diferentes partes de la Antártica, este estudio nos da una perspectiva más clara de lo  caliente que fue la Antártica cuando la atmósfera de la Tierra contenía mucho más CO2 que en la actualidad", dijo Peter Douglas, uno de los investigadores principales de este estudio.

"Ahora sabemos no sólo que hacía calor en todo el continente, sino también que algunas partes eran considerablemente más calientes que otras. Esto proporciona una fuerte evidencia de que el calentamiento global es especialmente pronunciado cerca de los polos de la Tierra. El calentamiento en estas regiones tiene importantes consecuencias para el clima más allá de las latitudes altas debido a la circulación del océano y el derretimiento del hielo polar que conduce a la elevación del nivel del mar", añadió.

Para determinar las antiguas temperaturas, los científicos midieron la abundancia de dos isótopos raros unidos entre sí en los bivalvos fósiles recogidos por la coautora Linda Ivany de la Universidad de Siracusa en la isla de Seymour, una pequeña isla frente a la parte noreste de la Península Antártica. La concentración de enlaces entre el carbono-13 y oxígeno-18 refleja la temperatura en la cual las conchas crecieron, dijeron los investigadores.


TE PUEDE INTERESAR

@24horas.cl Televisión Nacional de Chile - Bellavista 0990 Providencia, Santiago. Fono:(+56 2) 2707 7777 . Mail: [email protected] - Denuncias: [email protected]