Click acá para ir directamente al contenido

El récord de Marlene Ahrens que nadie ha podido romper en 67 años

La histórica atleta chilena Marlene Ahrens fue reconocida por Google este martes 28 de noviembre reemplazando su logo con un emotivo doodle.

24horas.cl

Marlene Ahrens lanzando la jabalina en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956

Martes 28 de noviembre de 2023

Este martes, Google sorprendió realizando un emotivo homenaje a la histórica atleta chilena, Marlene Ahrens a través de su clásico doodle, elemento que reemplaza el característico logo del motor de búsqueda por una imagen de algún personaje destacado.

Pero, ¿Sabías que hay una marca de Marlene Ahrens que nadie ha podido superar hasta nuestros días? Te contamos todo sobre una de las mejores deportistas chilenas de todos los tiempos en la siguiente nota.

Marlene Ahrens doodle

LEE TAMBIÉN

¿Quién fue Marlene Ahrens?

Marlene Ahrens Ostertag nació en concepción en 1933. Su padre, Jorge Germán Ahrens llegó a Chile desde Alemania para hacerse cargo del Banco Internacional, casándose con Gertrudis Ostertag. Al poco tiempo de conocerse se hicieron socios del Club Hípico y fundadores del Club de Polo y Equitación San Cristóbal.

Debido al terremoto de 1938 la familia de Ahrens se debió mudar al Valle de Aconcagua, lugar donde se enamoró del atletismo rural, ya que corría, montaba a caballo, nadaba y trepaba árboles.

Marlene Ahrens

Marlene Ahrens contó que cerca de una década de después iba todos los años a la playa con su equipo de hockey amateur, grupo con el cual comenzaron a lanzar piedras al mar. Fue ahí que su marido, Jorge Ebensperguer, notó que esta lo hacía más lejos que los hombres. 

En palabras de la propia Marlene, Jorge "observó que había una lanzadora de jabalina innata y me recomendó al entrenador del Club Manquehue. Así partió todo", explicó a La Tercera.

Marlene Ahrens, una histórica del atletismo chileno

Tan solo unas semanas después, Marlene Ahrens participó en su primera competencia amateur, lanzando la jabalina tan lejos que instantáneamente fue considerada como una de las mejores de Sudamérica.

En 1956, contra todos los pronósticos y con solo 23 años, Ahrens conquistó el oro en el Sudamericano de Atletismo en el lanzamiento de la jabalina.

Ese mismo año, Marlene Ahrens conquistó la plata en los Juegos Olímpicos de Melbourne con una distancia de 50,38 metros, siendo la única chilena en conseguir una presea olímpica hasta el día de hoy. Una marca que lleva 67 años sin romperse.

En años posteriores, la atleta ganó medallas de oro en los Sudamericanos de Santiago 1956 o, Montevideo 1958, Lima 1961 y Cali 1963, en los Panamericanos de Chicago 1959 y Sao Paulo 1963 y en el Iberoamericano de Madrid 1962. 

Marlene Ahrens también dijo presente en los Juegos Olímpicos de Roma como abanderada de nuestro país, donde terminó en el 12° lugar en el lanzamiento de la jabalina.

Su amor por el deporte no terminaría ahí, ya que, tras su paso por el atletismo, la chilena se volcaría al tenis, convirtiéndose en una de las mejores exponentes locales, ganando el Torneo de Chile en dobles mixtos en 1977.

Ya para el año 2000 Marlene Ahrens fue vicepresidenta del Comité Olímpico Chileno, lugar donde estuvo por 12 años. Hasta sus 79 años todavía montaba a caballo.

Marlene Ahrens montando a caballo

En 2016 fue destacada por el Ministerio del Deporte a 60 años de su medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956.

Marlene Ahrens falleció el 17 de junio de 2020 a los 86 años a causa de una insuficiencia cardiaca.

En diciembre de 2021 el Centro de Entrenamiento Olímpico sería renombrado como Marlene Ahrens Ostertag.

Marlene Ahrens Osterag Centro de Entrenamiento Olímpico

La denuncia que marginó a Marlene Ahrens de unos Juegos Olímpicos

A pesar de su destacada carrera en el atletismo, Marlene Ahrens debió sufrir uno de los capítulos más oscuros de su vida tras ser víctima del acoso y del machismo.

La medallista olímpica acusó públicamente al presidente del Comité Olímpico chileno, Alberto Labra Andrade de haberla acosado sexualmente durante los Juegos Panamericanos de Chicago en 1959.

Marlene Ahrens compitiendo en los Juegos Olímpicos de Melbourne

Según precisó a La Tercera, lo anterior ocurrió "por unas declaraciones que salieron en el diario El Clarín y que yo desmentí. Le dije al periodista que fuera a la Federación para que dijera lo que señalé y lo que él reprodujo. Igual me castigaron".

De acuerdo con la atleta chilena, Labra "tenía sangre en el ojo conmigo. Todo porque cuando fuimos al Panamericano de Chicago 1959, él se sobrepasó y yo lo frené. Por eso, cuando él salió elegido, se agarró de esas declaraciones y no hubo caso".

Tras hacer pública esta situación, Marlene Ahrens fue marginada de las delegaciones chilenas, quedando fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 1964.

Esta denuncia marcaría el final de la laureada y fugaz carrera de Marlene Ahrens como lanzadora de la jabalina, pero su dedicación al deporte permanecería intacta.

Poco antes de fallecer, Arhens anunció sus memorias y dijo que "me gustaría que me recordaran como una persona a la que siempre le gustó trabajarle a la verdad. Me cargan las cosas falsas".